Evolución del backup

Las necesidades de salvaguardia de información personal ha evolucionado mucho desde el nacimiento del PC de IBM, en 1981. Desde entonces, la capacidad de almacenamiento se ha multiplicado por 10.000.000 (diez millones), creciendo desde los floppy-disks de 160KB hasta los discos de varios TB. También el Sistema Operativo y los programas han crecido, y sobre todo las fotografías se han hecho digitales, al igual que las películas, los vídeos y la música. También la correspondencia es ahora totalmente digital, no en papel. La información que se guarda hoy en los PCs es tan vital y fundamental, que su pérdida puede ser extremadamente grave y dramática para todas las familias, y hasta letal para pequeñas compañías.

Los dispositivos de almacenamiento adicional han proliferado, alcanzando grandes capacidades, y han reducido brutalmente su precio. Muchos de los usuarios actuales no han visto nunca un disquete ni una cinta, porque han sido sustituidos por discos externos y pendrives desde hace 20 años, ahora de uso común, al igual que las tarjetas SD. La memoria externa ofrece enormes capacidades de almacenamiento a precios muy asequibles.

La generalización del acceso a Internet, 3g/4g y WIFI, y el incremento en el ancho de banda disponible, han facilitado la existencia de servicios de almacenamiento en la nube, en forma de carpetas virtuales como Dropbox, One Drive o Google Drive, o discos virtuales remotos como Bitcasa, ofreciendo almacenamiento a costes variables y reducidos.

Frente a estos profundos cambios es durísimo reconocer que lo que no ha cambiado en absoluto es el software, la lógica, el proceso por el que hacemos backup. En el siglo XXI, exactamente igual que hace 30 años, el usuario tiene que seleccionar las carpetas y ficheros que quiere guardar, a riesgo de olvidar algunos, y tiene que programar unos días y unas horas para que el software copie la información, en unos casos toda la seleccionada, y en otros solamente los cambios que se han producido desde la última vez que se ejecutó el backup. Selección rigurosa y dedicación. La gente no quiere esto, en absoluto, y además la gente está acostumbrada a no pagar.

Menos del 20% de los PCs actualmente en funcionamiento hacen backup con regularidad. El 80% restante está corriendo un importante riesgo de pérdida. Y la razón por la que este 80% no hace nada por resolver este problema es que las propuestas que hay en el mercado implican demasiado esfuerzo y rigurosidad y producen unos gastos que esta inmensa mayoría de usuarios no están dispuestos a asumir.

ebay tiene 128 millones de usuarios, Dropbox tiene 300 millones, 140 millones usan Amazon cada semana, 300 millones tienen su perfil en Linkedin, y facebook tiene más de 1.000 millones de usuarios! Ninguno de los líderes de servicios de backup tiene más de 5 millones de usuarios. Razón?

Los usuarios perciben que el problema de usar los sistemas actuales de backup es superior al problema que pretenden resolver.

Visita Loozend